Blog dedicado a publicar traducciones al español de textos, vídeos e imágenes en árabe sobre la revolución siria.

El objetivo es dar a conocer al público hispanohablante al menos una parte del tan abundante material publicado en prensa y redes sociales sobre lo que actualmente acontece en Siria. Por lo tanto, se acepta y agradece enormemente la difusión y uso de su contenido siempre y cuando se cite la fuente.

Recibe las traducciones por correo y síguenos en Twitter @traduccionsiria

jueves, 28 de febrero de 2013

Rueda de prensa de Moaz al-Jatib en Roma, 28 de febrero



Traducción de las palabras de Al-Jatib:



Agradezco al gobierno italiano y a su ministro de Exteriores el habernos dado la oportunidad de celebrar esta importante reunión. Agradezco también al señor Kerry y a todos los ministros de Exteriores que han participado con nosotros para tratar el sufrimiento, el dolor y la destrucción en Siria provocados por la mafia que la gobierna

En primer lugar quiero decir que ahora estamos hablando después de dos años de asesinato de nuestro paciente pueblo y de una destrucción terrible de la infraestructura, y digo que la revolución siria es una revolución pacífica y lo repito, afirmando que el régimen es el único que ha obligado a la gente a tomar las armas y como prueba de ello, tenemos el salvajismo del que hace gala el régimen hoy. No hay ningún régimen en el mundo que bombardee a su pueblo con aviones y misiles SCUD. El agujero que dejó en Al-Raqqa un misil hace dos días mide 115 metros de diámetro. Un ser humano, por no decir que ni siquiera una bestia, puede soportar las imágenes. ¿Cómo va a poder quien vive bajo las bombas y ve a sus hijos, mujeres y gente morir?

Hay un punto muy importante que el régimen siempre intenta aprovechar, y es la presencia de terrorismo. He dicho a los ministros de Exteriores que hay tres cuestiones de las que los sirios nos hemos hartado, y yo como responsable me he hartado de ellas.

La primera es el hablar de terrorismo. Ni todos los terroristas del mundo son tan salvajes para hacer lo que hace el régimen contra el pueblo sirio.

La presencia de armas químicas: lo que ha hecho y destruido el régimen en Siria con todo tipo de armas es más letal que las armas químicas.

El tercer punto es el tema de las minorías. Desde el principio y hasta hoy el régimen no ha dejado de presentarse como protector de las minorías. Solo os diré una cosa: id a Líbano y ved lo que el régimen sirio hizo con las minorías cuando ocupó Líbano. No quedó una sola secta a cuyos líderes no asesinó y a cuyos miembros no dejó esparcidos. No tengo nada más que decir sobre este tema.

Hay otro asunto relacionado con los combatientes. Muchos, y sobre todo los medios de comunicación, se centran más en la longitud de la barba del luchador que en la cantidad de sangre que se derrama de los niños. Hace un mes, el régimen bombardeó con aviones 86 panaderías, donde la carne de los niños quedó amasada con el pan. Fijaos en eso antes de fijaros en la longitud de la barba de los luchadores.

Los hermanos que luchan dentro en su mayoría eran pacíficos y se vieron obligados a tomar las armas. No negamos la presencia de algunas personas que tienen unas ideas particulares, ajenas a nuestra sociedad.  Rechazamos ese tipo de cosas con toda claridad  y lo hemos dicho mil veces y seguimos repitiéndolo: estamos en contra de todo pensamiento takfirí, en contra de todo pensamiento que pretende imponer sus opiniones por la fuerza, en contra de todo pensamiento que pretende destruir el tejido social de Siria. Quien de verdad expresa el carácter de la resistencia es el coronel mártir Abu Furat, uno de los héroes líderes de Alepo. Este hombre dijo en un tono muy triste: me entristece cada ser humano que es asesinado en el otro bando, porque ese ser humano tiene una familia, e hijos, y es un ser humano. Y nosotros somos humanos, personas y no bestias. Me entristece cada tanque que destruyo, pero me veo obligado a proteger a todo mi pueblo que está detrás de mí en contra de un aparato militar salvaje. Abu Furat cayó minutos después disparado por un francotirador. Esa es la personalidad de los combatientes en Siria.

Quiero decir algo más. No nos avergüenza decir que somos luchadores musulmanes. El islam como nosotros lo comprendemos es un islam que incluye a todos, respeta a todos, vive con todos, pide el bien para todos, y que dice: todos venimos de Adán y Adán está hecho de barro. Todos hemos sido creados en esta vida para colaborar, no para comernos los unos a los otros. Así que ello no es algo malo en absoluto.

Ahora paso a algunos puntos importantes que hemos hablado con los ministros, a los que hemos pedido claramente una serie de cosas:

En primer lugar, que se obligue al régimen a establecer corredores humanitarios bajo el capítulo VII, corredores humanitarios seguros, especialmente para la ciudad de Homs, cercada desde hace unos 150 días, y la ciudad de Dariya, inicio del movimiento pacífico en Siria, cuyo mártir Ghiath Mátar llevaba en sus manos rosas y agua fría a los miembros de la seguridad. Ghiath acabó detenido y fue asesinado bajo tortura, su garganta fue arrancada, garganta con la que gritaba “libertad”, y fue devuelto a su familia envuelto en plástico. Esta ciudad lleva cercada y sometida a un bombardeo salvaje 100 días. Exigimos que se establezcan corredores humanitarios seguros bajo el capítulo VII para proteger a los civiles.

Segundo, que se considere la unidad de Siria una línea roja, con todas las garantías internacionales contra los rumores de intentos reales o no de dividir Siria. No lo aceptaremos y todos los habitantes de Siria lucharemos por ello.

Tercero, la llamada a negociar ha de ser en el marco de las condiciones puestas por la Coalición Nacional Siria en su última sesión de la Asamblea General, que incluye de forma clara la marcha del régimen y la desintegración del aparato represor que gobierna el país. Y desde aquí, digo, quizá por última vez: Bashar al-Asad, compórtate por una vez como un ser humano. Ya basta de matar a este pueblo, ya basta de masacres, ya basta de arrebatarle a este pueblo a sus niños y torturarlos hasta la muerte. Toma una decisión razonable en tu vida en pro del futuro de este país.

Cuarto, que se le otorgue el completo derecho a la autodefensa al pueblo sirio y sus revolucionarios. Hay algo que quiero decir con toda claridad: hay una decisión internacional, o señales internacionales de no dar armas sofisticadas al pueblo sirio por varias razones. Y yo digo: si eso es lo que queréis, dejad de dar armas al régimen que aún le siguen llegando bajo acuerdos antiguos.

El siguiente punto es la petición a los países amigos y hermanos de que faciliten los trámites de los sirios y el acceso a la residencia. Hemos observado que algunos países han comenzado a dificultar las cosas a los que intentan colaborar con la revolución siria y en algunos países hay casos de detenidos. Exigimos, y así lo hemos pedido, que se les faciliten las cosas, que se les ofrezcan becas de estudios y las camas necesarias en los hospitales para las situaciones de emergencia, además de darles todo tipo de apoyo posible.

Finalmente, hemos pedido que se apoye a los países vecinos debido a la presión a la que se ven sometidos por la crisis siria.

Por último, decir que la comunidad internacional ya no soporta este crimen que está teniendo lugar en Siria. Los sirios están hoy en una crisis sin precedentes.

Termino diciendo que hoy nuestras maravillosas ciudades, madres de la civilización están siendo destruidas. Quien lanza una piedra contra Siria es como si la lanzara contra su madre. Siria es madre de todos vosotros, pues de ella han nacido todas las civilizaciones de la historia.

Muchas gracias a todos.

miércoles, 27 de febrero de 2013

Kerry adopta la "solución rusa"



Texto original: Al-Hayat

Autor: Hassan Haydar

Fecha: 28/02/2013

El mensaje que la oposición siria recibirá hoy en Roma es que los estadounidenses y los europeos no lucharán por acabar con Bashar al-Asad y que adoptan la “solución rusa” que tiene como base los Acuerdos de Ginebra, a cambio de que Rusia se comprometa a no luchar para mantener al régimen de Damasco, sino que, al contrario, ayude a su marcha de forma progresiva.

Los representantes de la Coalición Nacional escucharán que ellos y todos los opositores han de aceptar negociar de cara a la etapa de transición durante la cual Asad se mantendrá como presidente con poderes formales y que el mantenimiento de las ayudas económicas y militares “no letales”, además del apoyo político, dependerán de si aceptan dicha oferta.

En la práctica ese es el punto al que llegaron los ministros de Exteriores de EEUU y Rusia, Kerry y Lavrov, durante su encuentro en Berlín anteayer, al cual precedieron algunas señales claras desde Washington de que había puesto el expediente en manos de Moscú, a condición de que Rusia aceptara que lo llevaran entre ambos, exactamente como sucedió en Yemen. En ese caso, el expediente fue entregado al Consejo de Cooperación del Golfo, cuya exitosa iniciativa, que terminó con un acuerdo histórico sin derramamiento de sangre, apoyaron Washington y Moscú.

La oposición siria intentó escaparse del encuentro en Roma para evitar ser humillada y provocar una mayor división en sus filas, pero ha tenido que ceder ante la realidad internacional y aceptar participar. Kerry ha insistido en entregarles el mensaje él mismo.

Si los opositores vieron en la “renuncia” del ministro de Exteriores sirio Walid al-Muallim en Moscú, que anunció que su gobierno estaba de acuerdo en dialogar con la oposición armada, una mera maniobra que rápidamente cesó Damasco cuando puso como condición que se depusieran las armas, los estadounidenses, que al parecer han recibido garantías rusas sobre la seriedad de la propuesta de Muallim y las promesas de que se adoptarán ciertas medidas por parte del régimen, quieren que la oposición dé pasos positivos equivalentes cuando el sábado se reúna en Estambul para elegir al presidente del gobierno de transición que pretende formar. Washington ha insistido en que se elija a una personalidad moderada que acepte el diálogo y pueda imponerlo, y que si ello no es posible, que se olviden de la idea de un gobierno de transición completamente y que se espere a que comiencen las negociaciones con Damasco y se materialice la idea de un gobierno conjunto.

Pero este “escenario de color de rosa” al que han llegado estadounidenses y rusos necesita muchos factores para tener éxito, ya que la confianza es nula entre ambos –oposición y régimen- y construirla necesita mucho tiempo y esfuerzo. Tal vez sea eso a lo que se aferra Moscú, pues puede que la presidencia de Bashar termine antes que las negociaciones lo hagan, y con ello se ganaría la fama de haber renunciado a su aliado.

No obstante, la realidad sobre el terreno no permite que se repita la experiencia yemení en Siria, pues la guerra ha dejado tras de sí una destrucción y unas pérdidas humanas y económicas inmensas, además de provocar unas cicatrices profundas en el tejido social sirio que no será fácil hacer desaparecer. Ambas partes siguen aferradas en la práctica a sus posturas y creen que pueden, con un poco de ayuda, provocar la derrota del otro e imponer sus condiciones.

También hay una variedad de partes exteriores que influyen en la cuestión, pues lo que acepte Moscú puede no convenir a Irán, implicado con armas, dinero y hombres y que quiere meter la solución política en su cesta de negociaciones con Occidente. Por otra parte, lo que apoyen los árabes que están del lado de la oposición puede no recibir la aprobación de otras partes que intentan mantenerse en un punto medio, como Egipto y Turquía.

El resumen positivo es que todos se han convencido de que le régimen de Asad no puede seguir y que el proceso de extracción sigue siendo el más conveniente para dibujar el mapa de influencias del nuevo régimen.

domingo, 24 de febrero de 2013

Mensaje unánime

El viernes 22 de febrero de 2013, ciudades de toda Siria sacaron lemas llamando al empleo de la lógica en el uso de las armas y a no caer en la violencia descontrolada.


 [De derecha a izquierda]:
"El fusil sin cultura destruye y no construye" (Zabadani, 22/03/2013)
"Con organización y no por su fuerza ganan las armas" (Zabadani, 22/03/2013)
"Sorprendimos al mundo con nuestra heroicidad, hagámoslo ahora con nuestras prácticas" (Zabadani, 22/02/2013)


"El fusil sin cultura destruye y no construye"
(Amuda, 22/02/2013)


"Cuando oigas hablar de un fusil, somételo a un orden y descansa"
(Comités de Coordinación Local,
Ciudad destruida de Al-Hirak, 22/02/2012) 


[De derecha a izquierda]:
"Cuando oigas hablar de un fusil, somételo a un orden y descansa" 
(Comité de Tafs al-Amud, 22/02/2013)
"Sorprendimos al mundo con nuestra heroicidad, hagámoslo ahora con nuestras prácticas
(Comité de Tafs al-Amud, 22/02/2013)
"El fusil sin cultura destruye y no construye
(Comité de Tafs al-Amud, 22/02/2013)
"Con orden y no por su fuerza vencen las armas
(Comité de Tafs al-Amud, 22/02/2013


"Sorprendimos al mundo con nuestra heroicidad, hagámoslo ahora con nuestras prácticas"
(Comité de la ciudad de Al-Bab y alrededores,
Viernes de Raqqa, la que no se doblega, de camino a la libertad)


[De derecha a izquierda y de arriba a abajo]:
"Los revolucionarios de Al.-Raqqa destruirán tu trono, Bashar" 
(Centro de Medios de Comunicación de la ciudad de Baza'a)
"A Bashar el antiimperialista: Dejaste el Golán y la liberación y completarás en Siria el proyecto de destrucción" (Centro de Medios de Comunicación de la ciudad de Baza'a)
"El fusil del que oigas hablar, somételo a un orden y descansa"
(Centro de Medios de Comunicación de la ciudad de Baza'a)
"La Siria del islam y la arabidad acabará con la era de los mazdeístas y la injusticia" 
(Centro de Medios de Comunicación de la ciudad de Baza'a)
"Soprendimos al mundo con nuestra heroicidad, hagámoslo ahora con nuestras prácticas" 
(Centro de Medios de Comunicación de la ciudad de Baza'a)
"Con orden y no por su fuerza vencen las armas" 
(Centro de Medios de Comunicación de la ciudad de Baza'a)
"A todos los canales y satélites: Preguntad a Bashar y a Mamluk por las explosiones" 
(Centro de Medios de Comunicación de la ciudad de Baza'a)
"El fusil sin cultura destruye y no construye" 
(Centro de Medios de Comunicación de la ciudad de Baza'a)



"Con orden y no por su fuerza vencen las armas"
"El fusil del que oigas hablar, somételo a un orden y descansa"
(Comité de la ciudad de Tabaqa, 22/02/2013)


"El fusil sin cultura destruye y no construye" 
(Daraa, Comités de Coordinación Local, 22/02/2013)
"El fusil del que oigas hablar, somételo a un orden y descansa"
(Daraa, Comités de Coordinación Local, 22/02/2013)

jueves, 21 de febrero de 2013

La razón “formal” de la izquierda árabe en su alianza con el Baaz y su postura contraria a la revolución


Texto original: Al-Hayat 

Autor: Salamah Kayleh

Fecha: 20/02/2013



Sí, hay un gran sector de la izquierda árabe e internacional que lo hace bajo el lema del rechazo, la resistencia y el antiimperialismo. Se trata de una izquierda que estaba relacionada con el esquema soviético previamente, esquema que partía de que la lucha internacional es una lucha contra el imperialismo, que es el “círculo principal”, entendido como imperialismo estadounidense básicamente, que dirigía el modelo capitalista en su conjunto.

Por ello, todo el que se oponía o difería con el imperialismo estadounidense pasaba a estar en el “bando nacional” o “progresista” o “libertador” y había que aliarse con él por necesidad. Esa “conciencia” o “concepción” ha seguido dominando a aquellos y dirigiendo sus políticas. Ello a pesar de la caída de la Unión Soviética y de los países socialistas, situación que ha creado un nuevo mundo que ya no posee las mismas características que en la guerra fría (es decir, la guerra entre el capitalismo y el comunismo),y a pesar de que la idea misma era un error marxistamente hablando, y expresaba la política del Estado soviético en su lucha internacional, que se suponía que debía atraer al eje de su política a todos los que se oponían al imperialismo. Eso es lo que hicieron los partidos comunistas en general, sin tener en cuenta la realidad objetiva en sus países.

Por ello, siempre estaban unidos a fuerzas que no eran comunistas ni socialistas, sino que eran en su esencia capitalistas aunque difirieran con el imperialismo estadounidense en concreto. Por ejemplo, se unieron al Baaz, que estableció una autoridad que se alió con las autoridades soviéticas, pero cuyas relaciones económicas eran con los estados capitalistas europeos, y defendían su socialismo aunque lo único que tenía de socialista eran sus lemas, cuyo contenido expresaba el “socialismo de la pequeña burguesía” o el “socialismo de los campesinos”, y era el Baaz quien representaba a esos sectores sociales. Este “socialismo” inevitablemente daba lugar a un desarrollo capitalista, y posteriormente mafioso.

A pesar de todos los errores de la experiencia, aquellos no corrigieron las ideas en las que se apoyaban, sino que siguieron dominados por el “hecho” en sí.

Esos mismos, también defendieron a muerte a los “yihadistas” y los “Hermanos Musulmanes”, que se oponían al imperialismo, como decía esta izquierda, aunque los islamistas no utilizasen el concepto de imperialismo y careciesen de una política basada en lo político. Esta izquierda también acusó a todo aquel que se negó a apoyar a los islamistas o a aliarse con ellos de estar de parte del imperialismo. Por ello, prepararon el camino a los islamistas para convertirse en la primera fuerza “opositora” al régimen y la primera fuerza “anti-imperialista”. Así, era obvio que llegarían al poder tras las revoluciones que han tenido lugar. Esta política no solo ha fortalecido a los islamistas, sino que también ha debilitado a las fuerzas de izquierda, bien porque estas fuerzas, en su discurso político, aparecían como un margen para los islamistas, lo que los hacía estar en apuros con el régimen, o bien porque los anti-imperialistas tendían a apoyar a los islamistas en vez de a la izquierda que los glorificaba. Ello es lo que aumentó el volumen de los islamistas y marginó a la izquierda.

Esta izquierda no se detuvo ante lo que se  acaba de exponer: no criticó su alianza con o su apoyo a los islamistas. Y ello a pesar de que la puesta en valor de los “Hermanos” y los islamistas en general es resultado en cierta medida de este canturreo mediático y propagandístico “de izquierdas”, que los asentó como fuerza opositora o como fuerza anti-imperialista. La “lógica de la concepción” siguió siendo la misma, y el principio general heredado de los soviéticos siguió dominando su visión. El concepto del círculo central siguió siendo clave en el análisis, unido a la visión “política”; es decir, la visión de la política como hechos, posturas y relaciones, sin una comprensión profunda de la naturaleza de las fuerzas, ni de los intereses de clase, ni de las relaciones entre las fuerzas y las clases. Por ello, (esta izquierda) repite los mismos errores y se queda marginada y, desde el margen, se arrepiente y habla de conspiraciones, además de insultar.

Esta izquierda sigue el mismo patrón metodológico, en cualquier parte: en Siria y con los islamistas. Y por tanto, si ha fracasado en la primera postura, necesariamente también fracasará ahora. Ve “la divergencia” entre el poder (sirio) y EEUU en concreto (no con todo el imperialismo, ya que hay relaciones con Europa y Turquía) sin aproximarse a las causas de esa divergencia, partiendo de una comprensión de la naturaleza de clases del poder, como supone el marxismo y la naturaleza de sus intereses. ¿Por qué diverge con EEUU y firma un pacto estratégico con Turquía y se esfuerza por atraerse a Europa, por no decir que intenta entenderse con EEUU (incluso con mediación sionista en algún momento)? ¿La estructura económica materializada en la última década supone un enfrentamiento con los EEUU o una unión con ellos, o quizá con el modelo capitalista? Finalmente, ¿por qué se produjo la divergencia con EEUU?

Era importante para esta izquierda que “existiera la divergencia” que comenzó a  caracterizar previamente, con adjetivos “abstractos”, resultado de una preconcepción y una pre-definición de todo lo que diverge con el imperialismo estadounidense. Es decir, resultado de “moldes preparados” que valen para todo aquel que aparente estar en contra de EEUU. Estos moldes se aplicaron a los islamistas en su momento y hoy se aplican a las autoridades sirias. Eso es lo que se llama una visión formal, que se somete a presupuestos que nada tienen que ver con la realidad, ya que no se definen claramente las clases que se están apoyando, sino que la pre-delimitación política es la que provoca las “ilusiones” sobre la naturaleza de estas fuerzas que se amoldan a ese presupuesto. Por tanto, todo el que está “en contra del imperialismo” forma parte de las clases revolucionarias o progresistas (o la burguesía nacional), aunque su divergencia con el imperialismo no llegue al punto de una verdadera lucha, sino que tal vez imponga una competencia o un intento formal de marginar la lucha entre las fuerzas de clases semejantes. Así, los “Hermanos”, en términos de clase, son los capitalistas comerciales tradicionales insertos en el poder económico mundial. Las autoridades sirias son “nuevos hombres de negocios” que trabajan como una mafia en los sectores de servicios como todos los capitalismos gobernantes, y esa naturaleza suya es la que ha provocado la revolución, como sucedió en Túnez, Egipto, Yemen y Libia, y en Marruecos y Jordania ha hecho que se iniciara un movimiento revolucionario, pues la estructura de clases es semejante. Por tanto, hay que preguntarse por la causa de la divergencia entre la mafia siria y el imperialismo estadounidense (a pesar de que esta mafia es parte de la estructura capitalista mundial).

Así, hay una contradicción que nace frente el imperialismo, que es en su base una contradicción de los pueblos, y también existe una divergencia por uno u otro motivo en el marco de la competencia o la aclimatación con el poder imperialista, como resultado de la naturaleza de la clase que domina todas las circunstancias para que se produzca una revolución. ¿Damos, entonces más importancia a una divergencia marginal entre la clase dominante con el imperialismo en vez de a la profunda contradicción entre esta clase y el pueblo?

El estudio de la estructura de clase y la realidad política ha quedado fuera de los intereses de esta izquierda, a pesar de ser una prioridad marxista, y la base de su método materialista. En consecuencia, no son conscientes de las contradicciones de clase, sino que ven la divergencia política, justo porque su conciencia es una conciencia politiquista (es decir, de hechos, que sigue la política de las autoridades y los partidos, las relaciones internacionales y las declaraciones de las fuerzas). Y toda la lucha de clases queda fuera de esa visión, porque lo político no se funda sobre el conocimiento de la realidad económica y las contradicciones de clases, y en consecuencia de su representación política, sino que parte en exclusiva de lo político.

Todo ello está fuera de las posibilidades de la “razón formal” (la razón que sigue la lógica formal del blanco y negro sin ver la gama de colores entre ambos).

La razón es formal y superficial y el resultado es necesariamente una política errónea. Ello no es izquierda, pero ¿qué intereses expresa? ¿Es acaso un “reacondicionamiento” del pasado, que sigue relacionado con las ilusiones de ideas que la realidad ha superado?

martes, 19 de febrero de 2013

A las puertas de Damasco



Texto original: Al-Quds al-Arabi

Autor: Elías Khoury

Fecha: 18/02/2012





En el único encuentro que tuve con el monje sirio, el padre Paolo, en Beirut, y después de que nos contara los trágicos rasgos adoptados por la represión que se sale de toda lógica en Siria, hablamos sobre la siria post-Asad.

Ello fue el año pasado, cuando la destrucción de Homs no se había generalizado a todo el país. Dije que iríamos a Damasco y lo celebraríamos en sus plazas, y le conté la promesa que había hecho una amiga de bailar descalza en la plaza del Merje. Le dije que todos deberíamos celebrarlo bailando descalzos.

El noble monje sirio me miró con ojos tristes y dijo “No, antes de bailar, hemos de ir a visitar Homs y llorar y borrar la sangre de las calles”. Aquel día sentí vergüenza, la idea de la caída del régimen me había hecho olvidar la ingente tragedia humana que vivían y viven los sirios. Le confesé mi vergüenza al padre Paolo, y nos rodeó el silencio.

Hoy, después de que el régimen sirio que se cree un león haya logrado convertir a toda Siria en un Homs, nos invade la tristeza, y nos acecha el fantasma de los muertos cuyo número concreto nadie conoce. La tristeza siria es la materialización de la tragedia de la relación de los árabes modernizadores con su historia: una historia de tristeza que finalmente acabó en explosión trágica, después de que la dictadura lograra convertir el Estado en una banda y las fuerzas armadas en un ejército de ocupación. El estallido era inevitable llegó en forma de sorpresa, sorpresa que rápidamente el aparato de represión salvaje convirtió en una serie trágica.

Los sirios y las sirias no pueden retroceder hoy, pues solo están la victoria o la victoria, nada más. Hablar de otra cosa es perder tiempo y esfuerzos, a no ser que los rusos logren convencer a su aliado dictador de que el tiempo de su marcha apremia y que deben apoyar la posibilidad de una solución política cuya base sea la salida de Asad y sus esbirros de la imagen.

Pero, al margen de los resultados de las negociaciones ruso-estadounidenses (de las que no sabemos nada y que exigen precaución de cara a las intenciones reales de sus partes), no es seguro que los rusos logren convencer a su cliente sirio de algo así, porque Asad se ha convertido en una especie de rehén de Irán, y puesto que los mollahs de Irán no pueden digerir la derrota de Asad, tras tanta apuesta militar y económica, y después de que sus prácticas hayan ayudado a encender el fuego sectario en Siria y en la zona. Pero pase lo que pase, se prolongue lo que se prolongue, el régimen caerá, no aguantará mucho, y pasará la horrible pesadilla que ha matado las vidas política y cultural sirias durante cuatro décadas o más.

Si cayera mañana, ¿qué pasaría?

La próxima batalla será en Damasco, y las expectativas indican que será la más sangrienta, porque el régimen y las fuerzas aliadas con él destrozarán la más bella de las ciudades como expresión de su rencor hacia la gente y su odio hacia el pueblo sirio.

Hacia las puertas de Damasco se dirigen nuestros ojos y corazones, con miedo por la gente de la más antigua ciudad habitada de la historia. La leyenda cuenta que el nombre de la ciudad está derivado de dos palabras: sangre (damm) e incisión (shaqq) [1], de cuando la sangre de Abel incidió la tierra tras el primer crimen de la historia.

A las puertas de Damasco, se levantan las palabras con Nizar Qabbani:

“Di a los que están en tierra de Damasco, que han llevado a vuestro muerto al abismo, y que permanece asesinado.

Me gustaría que me plantaran en ti como un alminar o que me colgaran en la puerta como un candil.

Oh, ciudad de los siete ríos, oh mi país, oh camisa teñida del rojo de la ciruela,

Oh caballo que se desprendió de su montura y salió a conquistar lo conocido y lo desconocido.

Tu brisa, río Barada, es como el sable que me invade y no tengo más alternativa que amarte”.

Damasco, la ciudad en la que cantó Fairuz y se convirtió con la poesía de Mahmud Darwish en el collar de la paloma damasceno, donde el enamorado se envuelve del Barada. Ese Damasco amenazado hoy con que la muerte lo borre poco antes de la caída del régimen, que caerá. A las puertas de Damasco, todos deben gritar que la masacre ha de detenerse. El silencio se ha prolongado demasiado, Siria, y no sé cómo ha de levantarse hoy una voz que impida al régimen de los asesinos asesinar a Damasco. ¿Es esta muerte inevitable? Y no contesta.

¿No hemos encontrado en lo que queda de Estado y ejército en Siria a quien escuche a la voz de la conciencia, y ponga fin a esta tragedia que se perfila en el horizonte?

Sea como sea, nuestra cita damascena está en camino y entonces no bastarán todas las lágrimas de la tierra para borrar los restos de este crimen. Entonces habrá llegado la cita para trabajar, para construir una nación que se parezca a las otras y sea para todos sus hijos e hijas. Ese día comenzará el verdadero trabajo para enfrentarnos a las cuestiones aplazadas y construir una autoridad extraída de un nuevo pacto social. Esa es la misión que la oposición política ha de materializar hoy, antes de que la realidad nos tome por sorpresa y Siria se encuentre a sí misma en un ciclo de odio, extremismo y estúpido sectarismo.

Un último apunte:

El preso palestino Samer Issawi ofrece hoy un modelo de sacrificio y heroicidad, con su huelga de hambre continua. Samer Issawi, que se seca hoy ante nuestras miradas y cuyos ojos no pierden el brillo de Jerusalén, está en huelga de hambre acercándose a la muerte y anunciando el nacimiento del nuevo palestino. Este nuevo palestino se une hoy al nuevo sirio que muere en los sótanos de la tortura de las cárceles sirias. Samer Issawi es la otra cara de Omar al-Aziz, el intelectual luchador sirio que ha muerto en una de las cárceles sirias.

A ambos, a la heroicidad de Samer y el martirio de Omar, la gloria. 

[1] Damasco en árabe es Dimashq.